viernes, 7 de abril de 2017

LA CURIOSITE: Alien, de Lucho Olivera

Cuando tenía unos 11/12 años de edad se estrenó "Alien, el Octavo Pasajero" y mi papá no me dejó ir a verla (entre otras cosas era "Prohibida para menores de 14 años" en esas épocas medievales). Fascinado por lo prohibido, por el morbo de las horribles escenas que me habían contado mis amigos de padres más liberales y por la imaginería visual que alcanzaba a pispear, intentaba consumir todo lo vagamente relacionado a la película: Uno de estos materiales fue el especial de Metal Hurlant sobre la película; otro, la brillante adaptación a cargo de Lucho Olivera (en esa serie de adaptaciones cinematográficas que hacía Columba, en general encargadas a dibujantes de menor renombre), tal vez el único dibujante argentino de la época que por caminos diferentes llegó a una suerte de paralelo con el helvético H.R. Giger: ¿Acaso sus célebres "gotones" que brotaban inquietantemente de sus maquinarias extraterrestres no están emparentados con el gigeriano concepto de "biomecánica"?

Además de algunas modificaciones del guion original que hubieran hecho imposible la publicación de la adaptación en ese momento (la escena del "chest burster" fue reemplazada por otra donde el "face hugger" simplemente abandonaba a su víctima y si saben a qué me refiero con esos nombres pueden pasar a buscar su certificado de ñoño), podemos observar otras curiosidades:

-Por algún motivo incomprensible, el maestro Alfredo Grassi rebautizó a Ripley por "Killian" (que si mal no recuerdo, era el nombre de un ilustrador argentino también bastante gigeriano, aunque juraría que esto es sólo una coincidencia).
-El Alien de Lucho Olivera (creemos que creado a partir de un identi-kit; recordemos que no teníamos Google Image),además de ser mucho más reptiliano, se ve bastante extraño principalmente por sus ojos frontales.
-Hay ciertas confusiones y enroques en los roles de algunos personajes; por ejemplo, guionista y dibujante parecen haber confundido el personaje de Dallas (que originalmente muere en el conducto) con el de Kane (la víctima del chest burster. Nada, boludeces de ñoño).
-El guionista menciona a Dios y la voluntad divina en varias oportunidades. No sabemos si el maestro Grassi estaba viviendo especie de ataque de religiosidad o se trataba de una bajada de línea de la conservadora editorial Columba.

Pero vamos a lo importante:





























(Súper Álbum D'artagnan n°32, Editorial Columba, 1980)

4 comentarios:

  1. ¡Tremenda! Lucho era un maestro. No le salían bien las mujeres, aunque él decía que intentaba siempre hacerla a Moria Casán. :)

    ResponderEliminar
  2. El especial no era de la Metal Hurlant, sino de la Totem. Lo tengo en casa y es una maravilla. Si lo buscás está subido a la web en pdf

    ResponderEliminar
  3. Gracias por rescatar esto. Soy gran fan de estas ediciones argentas. Vale destacar que conseguian algunas fotos sacadas en el set que terminaban siendo un calco. claramente se nota en esta version y por ejemplo ocurrio tambien en la hecha en Rocky III entre otras.

    ResponderEliminar